miércoles, 26 de abril de 2017

Libros I: Noches de Terciopelo

Noches de Terciopelo es una novela de Carol Petit que descubrí la semana pasada. Me llamó atención y al leer cuál era el contexto de la historia, más me llamó la atención. Así pues, ayer me lo compré y me puse a leerlo. Me quedé leyendo hasta las cuatro de la mañana, y eso que tenía sueño… Y hoy he seguido leyéndomelo todo el día hasta que lo he terminado hace escasamente media hora desde que escribo estas líneas.

Me he quedado… buff. Tengo el alma en vilo aún.

Son este tipo de novelas que me crean algún conflicto interno las que al final más me gustan. Precisamente por ser diferentes. No es la típica novela romántica/erótica. Tiene un final inesperado. Y no sé si estoy alegre o triste.

Me ha desgarrado bastante, aunque a la vez sé que es un buen final.

Resulta que está basado en un personaje de una serie llamada Velvet. Sinceramente no he visto la serie ni creo que la vea. Entendí que podía leerlo perfectamente sin saber nada de la historia. Porque era un hecho apartado. Simplemente imagino que crea la curiosidad a los seguidores de la serie por saber qué pasó con tal personaje. Sin más.

De hecho, ni miré quién era el actor encarnado de dicho personaje porque no quería verme influenciada mi lectura por nada. Quería que mi imaginación volase en recrear al personaje a mi antojo según las descripciones.

La historia tiene ese matiz sexual oscuro que tiñen muchas novelas eróticas del momento, pero aún así, el contexto es diferente y hay muuucho más en la historia que te hace sentir e imaginar cómo se desarrollarían tus sentidos ante tal belleza.

Al principio de leer la historia me fastidió porque pensé que la historia sería de otra manera y estaba esperando ciertas cosas que no llegaban. Pero a medida que iban surgiendo los acontecimientos, iba cambiando mi opinión.

He tenido que parar más de una vez de leer y detenerme unos segundos, ante esa sensación de “quiero saber lo que pasa, pero no puedo seguir leyendo”.

Me ha gustado mucho encontrarme de nuevo con una protagonista inexperta en hombres. La visión generalizada que se tiene hacia el exterior de estos personajes es “qué tonta es la protagonista, qué exagerada” Y no hay opinión que más rabia me dé. Normalmente la gente de a pie ha empezado sus relaciones íntimas/de noviazgos a temprana edad. Y no entienden cómo puede sentir o manejar las situaciones una persona que con más de 20 años encima no ha conocido contacto o cercanía o vivencias de ese tipo.

Me gustaría ver a más de uno en esa situación. Si no morirían de la pena por el camino, claro.

Hay que ponerse un poco en su lugar, yo no veo para nada que sea tonta. Es normal que una mujer tenga respuestas novatas si mezclamos su inexperiencia con las reacciones sexuales del cuerpo de una mujer adulta.

Hay personas que no ven más que la superficialidad de la historia, sin llegar a lo más profundo y difícil de ella.

Cuando me pongo a pensar en todo lo que ha vivido la protagonista desde que empecé a leer ayer el libro de madrugada hasta ahora…buffff. ¡¡¡Todo intenso!!! Delirante incluso. Exclusivo.

Preveo que se quedará en mi mente la historia durante un tiempo mientras la digiero y acaba formando parte de mí.

Es de estos libros que cuando acabo no sé si quemar el libro, o aplaudir al encontrar una historia que se sale de lo típico y agradecer el haberla encontrado. Me declino por la segunda opción.

Estoy aprendiendo de mí que, precisamente eso, las que me cabrean y provocan alteraciones en mi interior, son buenas para mí.

Como aquellas películas cuyo final son completamente distintos a lo que estás acostumbrado. Y por una parte odias no ver el típico final feliz y por otra, te gusta por ser diferente.

En fin, para mí muestra una verdad absoluta que subyace bajo la vida de las personas que han encontrado a esa persona que les revuelven su interior. Su “obsesión”. Que harían cualquier cosa por formar parte de sus vidas. Pero la realidad a veces, no es la que uno quiere. Puede vivir cosas fascinantes que le marquen de por vida, pero… Esas personas no tienen por qué corresponder de igual manera esos sentimientos.

Creo que en muchas ocasiones, las personas nos sumergimos en las novelas buscando ese final feliz que no encontramos en nuestras vidas. Esas situaciones idílicas y perfectas. Utópicas. Y cuando encontramos un libro con una realidad palpable, desgarra. Incluso llega a decepcionar haber leído una verdad tan dolorosa que pueda encontrarse en el día a día. Pero también es bueno enfrentarse a este tipo de sentimientos, incluso cuando has elegido un libro para encontrar en sus páginas, una historia perfecta.


La recomiendo, sin duda. 

domingo, 23 de abril de 2017

Polémica

Hace poco me enteré de que existe una canción de Maluma, que se llama “4 babys”. Y que fue una polémica su canción y la tacharon de machista. Enseguida me dio muchísima curiosidad y la busqué.

Jajajajaja ¡¡Pues a mí me encanta!!! Me reí mucho. Este tipo de canciones tan verídicas y que dan qué hablar me gustan.

¿Machista? JA. Es el recurso que utilizan para que la gente entre en cólera y los colectivos. Pero… ¿realmente es machista? Claro que no. Yo no lo veo así.

Verdaderamente saltó en polémica por otra razón que subyace en esta sociedad: La primacía del SEXO ante el amor.

Parece que cuando se habla de estas verdades nadie quiere saber nada. Es mejor echarle cuenta a Disney. Disney es precioso y tiene bellas enseñanzas. Pero…

¡¡¡PERO NO!!! La realidad en la vida es que el sexo y el placer individual están antes que el amor. Si no, no existirían los cuernos.

Puedes amar a alguien, pero si folla mejor otro, follas con ese otro. Que sí, que puede ser en escapadas furtivas, a espaldas de todos y siguiendo con tu vida equilibrada de manera paralela. Precisamente por eso: se prioriza el sexo, el placer, el bienestar con el cuerpo, la lujuria, la lascivia.

Pero eso no les hace gracia a los ‘antiguos’. Así que tachemos la canción de machista para alborotar. O para mantener las apariencias.

Lo mejor es que a quienes les gusta, sólo hace darle una mejor publicidad. Y quien no conociese la canción, pues se la descubre. Jajajaja. Yo no sabía de ella y ahora la tengo en el móvil.

Va de un chico que habla de que está enamorado de 4 mujeres y no sabe con cuál quedarse porque las 4 le follan bien. Dice que dos son casadas, que ninguna respeta a sus maridos. Que follan cuando él quiere y no le ponen peros. Que como son 4, en San Valentín le salen caras. Y que está metido en un lío porque todas quieren seguir follando con él.  

Jajajajaja. ¡¡Vamos, a mí me encanta!!

No es machista. Qué pasa, que como muestra a cuatro mujeres que sienten placer por ese hombre, que un par son infieles y que las muestra desesperadas por una buena polla, ¿ya es incorrecto para la sociedad? Pues es la pura verdad. La sexualidad y la fogosidad de quienes son capaces de que arda nuestro deseo y sepan apagarlo, son los mejores. Es lo que nos da la vida y vamos a buscar ese fuego sea como sea. Aunque se nos vea como perras en celo.

“Cuatro gatas, cuatro personalidades pero en la cama gritan todas por iguales”

¿Y qué si somos zorras en celo gozándolo? Si además eso gusta. Y a nosotras también nos gusta serlo.
No creo que sea para nada vejatorio. Es admitir la naturaleza humana y dar rienda suelta.

“Si no la llamo, se desespera”

Claaaro, si follas bien. ¿Cómo no se va a desesperar si no la llamas pronto? Jajajaja. Cualquiera estaría ansiosa de tu cuerpo moviéndose dentro del de una.

Yo no veo dónde está lo machista. Si dijese que no sabe cómo deshacerse de ellas porque solo las quiere para follárselas y que le están dando la lata… Pues vale. Pero es que no es así.

En fin, si no os gusta la música, aunque sea mirad la letra. No tiene desperdicio. Jajajaja.

La única rabia que podría dar (por envidia) es ver como un chaval de 23 años tiene ya a todas las tías babeando por él, y mucho dinero. Muucho dinero. Ese chiquillo ya tiene la vida resulta ¡¡¡el hijo de su madre!!! Con lo joven que es. Seguro que se ha acostado con media celebrities. Y otras tantas de a pie que habrán caído en sus encantos.

A mí desde luego me da igual que tenga dos años menos que yo, me lo follaba igualmente. Chingaría cuando él me dijera, como dice la canción. Jajajaja.


La verdad que el chiquillo es guapo. A ver, no es un Dios del Olimpo, pero es guapo. Será que su cara me recuerda a un hombre con quien follé en muchísimas ocasiones y me pone perra. Será.

lunes, 27 de marzo de 2017

Recuerdos 1

Tumbada en mi cama suspiro y me acuerdo de ti. 

Nos lo pasamos bien esa temporada. No se quién mejor: Si yo por catar a un hombre madurito o tú por beber de la máxima juventud.

Hay dos cosas que me dejan una sonrisa irónica en la cara: 

La primera es cuando escucho noticias referentes a lios entre una niña-adulto o niño-adulta. Definiendo "niño/a" como adolescente de 14-16-17 años. Consentidos, evidentemente. En las que se dice que son demasiado pequeños o que "cómo un adulto puede fijarse en una niña" jajajajajajaja. Me río de todos ellos. 

El problema está en que ya no es ninguna niña, pero el ser joven le da muchas armas. 

La segunda es aquella frase tan famosa de: "todo se acaba sabiendo". No señores. No. Si lo haces bien: Nadie se enterará jamás en la vida. Nunca. 

Lo tengo más que comprobado. Y es aplicable a absolutamente todo. 

Bufff....las miradas en clase... Por los pasillos cuando reñías al personal.... Las compañeras te veían como un pariente lejano. Un tito simpático y cercano. Que sin dejar de ser estricto sabía ganarse la simpatía tanto de sus alumnos como de las alumnas. 

Para mí eras un hombre atractivo con el que fantasear al toquetearme. Y no eras inalcanzable. Que se lo digan a mi coño que tanto estrujó tu polla. 

Bufff....-me muerdo el labio inferior- moviéndome encima con tus manos en mi cintura y mi espalda. Y tus gemidos 'silenciosos' llevando el ambiente en armonía con los míos de gatita. Sabía que te ponían los vellos de punta. Follarte a una muchachita te excitaba tanto como que a mí me poseyera un hombre en condiciones. Así pues exageré en innumerables situaciones el tono 'joven' de mis gemidos. Tú ni pensabas que pudieran ser fingidos. Jamás lo sabrás tampoco. Y cuando te ponías durísimo 100% me olvidaba de eso y prestaba absoluta atención al placer. A tus caricias, al vaivén de tus exquisitas caderas. 

Contigo aprendí lo que era un verdadero orgasmo de mujer rellena. Más ansiaba sexo contigo después de tal explosivo acontecimiento. 

¡Cuánto tiempo son recordarlo!


Aunque no me regalaste ni un aprobado, ¿ehn?. Pero sí sabía la nota antes que nadie. Eso jamás me lo negaste. Cuando te enseñaba mi cuerpo precozmente desarrollado y se te ponía esa cara de bobo.... Pena que no se te escapara ni una pregunta de examen. Me clavabas la polla y hacías que dejase de preguntar por ello. Pasabas a ser tú el preguntón:


-¿Ahora te callas, ehn?
-¿Prefieres saber eso o tragarte-empujaba dentro-esta?

Sacaba su polla de una vez y yo me quejaba incorporándome. Mirada de malvado seductor. A veces mi ingenuidad brotaba paralizándome. No sabía qué esperaba de mí. Entonces me agarraba los muslos y me hacía bajar del mueble. Me daba la vuelta y me empotraba contra la madera. Subía mi culo a su gusto abriéndome bien las piernas y... Para dentro de nuevo. 

Mmmm....echaré mano del consolador.






miércoles, 15 de marzo de 2017

Visceral

Las mujeres metidas en la lujuria de llegar a su orgasmo, se convierten en preciosas esclavas del deseo.



Pueden creer los hombres que son quienes llevan el control, pero no es cierto. Las mujeres buscan los candidatos adecuados en base a lo que quieren sentir o cómo quieren comportarse. Va a ser cierto eso que dicen de que somos controladoras y manipuladoras. 

Al principio me enfadaba escuchar eso, pero voy entendiendo que existe a distintos niveles. Niveles inimaginables. Y cada vez me gusta más. 


jueves, 23 de febrero de 2017

Va de Historia II

A mí no me importaría pasearme por los Reinos y los Palacios como la mujer erótica, linda, hermosa, caliente,… A la que miran, desean y con la que yacen; y yace con quien se le persuade, se le indica. Dejando la política y los asuntos complicados a los hombres. O incluso siendo un instrumento para conseguir sus objetivos.

Me da igual que suene machista. Se ensalza la mujer, el sexo, el poder de persuasión que emana de cada curva de nuestro perfecto cuerpo.

Tanto como para ser la razón por la que se gana una batalla donde se conquistan tierras.


¿Acaso no es eso precioso?

viernes, 3 de febrero de 2017

Mi obsesión V

Menos mal que no era amor.

Toda esa necesidad que me provocaba tu personalidad, tu físico. El veneno que hacía arder todas mis entrañas pensándote cada segundo.

La manera en que me perturbabas los pensamientos con tus lascivas palabras. 

Las noches en celo por culpa de mi deseo hacia ti.

Ese desgarro que he sentido de puro morbo, la impotencia del deseo por sentir tu posesión.

Doy gracias a las divinidades por no enamorarme de tí. Lo nuestro es fuego. Pasión. Perversión. Rudeza. Sexo. Emociones viscerales. Calor. Humedad. Desenfreno. Piel. Fuerza. Placer. Oscuridad. Penetración. Locura.

Siendo tantas cosas transtornadoras, me alegro de que no fuera amor. Lo tuve claro desde el principio. De eso no hubo jamás nunca.

Y me alegro. ¡Lo he pensado tantas veces! Porque veo ese efecto en otras mujeres con sus respectivos hombres que las enloquecen. Su desesperación. Y si a la necesidad carnal se le suma la del amor.... sería un completo desastre para el corazón anhelante de mujer.

SI hubiera estado enamorada de alguien como tú, el dolor de no tenerte al 100%, solo retazos, me habría destrozado por completo por dentro. 

Y yo podré enloquecer en tus expertas manos, tu ser que me conoce como nadie y me desencaja de igual manera. Disfrutaré encelada con tu cuerpo, bajaré a los mismísimos infiernos si hace falta por tí, para que me enseñes ese lado tuyo tan tenebrosamente excitante. Pero no hay un "pasar la vida juntos". Sería horrible nuestra intensidad siempre. 

Tener eso claro hace mi vida una infinidad mejor.

domingo, 22 de enero de 2017

Reflexiones generalizadas I

El hombre con el que conectas sexualmente como habías fantaseado en tus chorreantes fantasías, resulta no ser aquel que te ama, es “un amor”, te adora y eres el centro de su universo.

Y el hombre de tu vida, aún disfrutando con él en la cama, no te da todo lo que necesitas en el sexo, no gime como un macho ibérico demostrando que es el que manda, le hace falta más sangre en las venas. Aunque siempre te vea guapa, no te sorprende por su deseo irrefrenable que le provocas. Prefiere lacitos y lencería pastelosa. Muchas veces no aparenta si quiera ese macho Alfa que todas deseamos que nos empotre contra cualquier superficie donde nos puedan follar, hacernos sentir femeninas, suyas, Diosas, zorritas, putas, verdaderas mujeres gozando sin control.

¿Por qué, Señores?

Habrá gente con suerte. Pero la mayoría, a mi saber, no es así.

Sí, pueden ser hombres impresionantes, inteligentes, maduros (o no), buenos,… Pero quien sacia las necesidades candentes y ultracomplicadas de la mujer: No.

Y la persona que te conoce mejor que nadie en el sexo o quién sabe qué hay que decir según situación… Ese que te vuelve loca de morbo, de pasión, de picardía… Quien al llegar a casa te coger desprevenida en un arrebato para besarte con pasión, desnudarte con estilo provocándote más y más hasta hacerte bajar a su bragueta y abrirla desesperada. Haciendo que pidas su polla como una loca. ESE. Con ese no es posible una relación. Ni la quieres, de hecho.

Pero es jodidamente frustrante pensar: “¡Y esta parte no podrías transferírsela a mi pareja?”

Solo le falta esto para ser perfecto.

Arggg ¬_¬

Y no es que no estés bien con tu pareja, porque si no, no estarías con él. Pero una quiere más y más. Y más y más. Y no lo encuentra todo en una misma persona.